• Ginebra 2011: Volvo V60 Plug-In Hybrid



    En los tiempos actuales cualquier fabricante que se precie tiene entre sus planes futuros el lanzamiento de un vehículo híbrido conectable, o en caso de ya tenerlo, aumentar la oferta. Volvo Cars, que sabe la importancia de este nicho, presenta en Ginebra una combinación sobre el V60 que parece ganadora: diésel y eléctrico.

    El V60 Plug-In Hybrid recurre al eficaz motor 2.5 diésel con 215 CV y 440 Nm que trabaja junto a uno eléctrico con 50 kW (70 CV) y un par constante de 200 Nm, que transmite la fuerza al eje posterior. Con todo, se consigue un efecto parecido al del Peugeot 3008 Hybrid4, siendo un verdadero tracción total cuando están funcionando ambos motores. Otro punto interesante es que en modo totalmente eléctrico puede recorrer 50 km, no gastando ni una sola gota de gasolina. Lo más llamativo es que en ciclo combinado con los dos motores el consumo es de sólo 1,9 L/100, con unas emisiones de 49 g/km de CO2. ¿Cifras exageradas? No lo sabemos, pero desde luego dan que pensar.